5 sept. 2009

Pequeños cambios

Los cambios más pequeños pueden marcar la más grande de las diferencias. Porque son los que puede repetirse una y otra vez.Los hechos que se dan una vez en la vida son de veras impresionantes, y por supuesto captan nuestra atención. Sin embargo y siendo llevadas a cabo una y otra vez, las acciones rutinarias, cotidianas, pueden generar muchísimo más impacto.Cada tantos segundos, por ejemplo, tomas una bocanada de aire, y muy raramente pienses en ello. Sin embargo esta acción, modesta y regularmente repetida, literalmente sustenta tu vida y hace que todas tus otras actividades resulten posibles.Cuando quieras hacer algo grande, piensa con humildad. Descubre las acciones pequeñas, fácilmente realizables, que te llevarán firmemente a tus más ambiciosas metas.Los mayores problemas siempre se rendirán ante los más pequeños cambios. Porque esos pequeños cambios pueden resultar abrumadoramente implacables, como diminutas gotas de lluvia erosionando la más sólida de las rocas.Cuando persigas un resultado grande comienza por los pequeños cambios. Serán los que, con mayor seguridad, te llevarán allí.Gabriel Sandler
Publicar un comentario