5 sept. 2009

Tú elijes



Cada causa tiene un efecto.
Cada elección tiene una consecuencia.
Si las consecuencias que estás vivenciando no son las que deseas,
hay una buena manera de modificarlas.
Simplemente elige otras alternativas.
La buena y la mala fortuna no suceden al azar.
Son el resultado de determinadas elecciones.
Las semillas que siembras, momento a momento, día tras día, son las que van a crecer.
Tus elecciones determinan las consecuencias que vas a experimentar.
Aunque a veces podría parecer una agobiante responsabilidad es, de hecho, una gloriosa oportunidad.
Porque te da la posibilidad de encaminar tu vida en cualquier dirección que elijas.
La elección es tuya, en cada momento, ante cada situación, cada dilema, cada decisión.
Opta por una vida que sea plena, con alegría y que tenga sentido.


Gabriel Sandler
Publicar un comentario