21 mar. 2011

Conectado

Vives la vida a través de tu propia percepción. Lo que haces, lo
que piensas, lo que sientes, va mucho más allá de ti.
Decide estar en paz y estarás aportando a la pacificación de todo
lo que existe. Decide ser feliz y habrá mucha más felicidad a tu
alrededor.

Tu propia y genuina felicidad no le quita nada a nadie. Es, en realidad, una forma en la que tú aportas a todo en la vida.
En cada uno de los instantes que vives estás aportando tu propia
perspectiva, única y especial, a la vida en su conjunto. Con cada
decisión que tomas tienes la oportunidad de cambiar el mundo.

La vida no es algo que existe en alguna parte allí fuera, separada
de ti. Es un maravilloso panorama en el cual tus pensamientos,
palabras y acciones se entretejen de manera inseparable.
La manera en que elijes vivir modifica las cosas, no sólo en tu
propia vida sino también en todo lo que existe. Decide ahora,
y siempre, elevar el mundo con el cual estás tan sólidamente
conectado.
Publicar un comentario