31 mar. 2011

Sé la diferencia

Si las cosas a tu alrededor parecen estar haciendo demasiado ruido, muy

frenéticas y fuera de control, busca estar más calmado aún, más tranquilo

y paciente. Si las personas en tu entorno parecen insaciables y egoístas,

ese es el momento para ser más cariñoso, brindándote más aún y siendo

sinceramente compasivo.



Si tu entorno parece estar demasiado confundido y sin rumbo, mantente

más enfocado aún, y más decidido. Porque el mundo que te rodea pronto

te devolverá la energía que tú le entregues.



Si no te gusta lo que ves, tienes la oportunidad de cambiarlo, a partir de

transformar la manera en que tú estés. Si a tu alrededor hay oscuridad,

eso constituye una oportunidad para que tú hagas brillar tu propia luz

interior.



Hasta el más pequeño resplandor se verá brillar desde muy, muy lejos en

la oscuridad. Decide ser la diferencia que marque una verdadera diferencia,

y tus esfuerzos rendirán abundantes frutos.



Cuando las cosas a tu alrededor parecen estar en su peor momento, es

entonces cuando puedes lograr la mayor cantidad de cosas, siendo el

mejor que podrías llegar a ser. Es allí cuando, de veras, puedes marcar

una valiosa, y muy necesaria, diferencia.



Si estás rodeado de problemas y confusión, observa la situación como

la oportunidad que representa. Haz que tu luz positiva brille en frente de

la negatividad, y transformarás tu mundo.
Publicar un comentario