31 mar. 2011

Un poquito de amabilidad



Una actitud negativa puede resultar contagiosa.

Afortunadamente, lo mismo ocurre con una

actitud positiva.



Uno de los mayores desafíos en cuanto a mantener

un enfoque positivo puede provenir de las personas

negativas que se cruzan en tu camino. Sin embargo,

en lugar de permitir que ellos te contagien su espíritu

negativo, puedes decidir animarlos con tu actitud

positiva.



Cuando alguien te maltrata, la mejor respuesta no es

contestar a tu vez con maltrato. Después de todo,

¿qué lograrías con ello?



Tu mejor alternativa en una situación semejante sería

responder con cortesía amabilidad, consideración y

comprensión. Aunque inicialmente pudiese parecer

extraño y poco natural, podría llegar a generar un

profundo impacto positivo en la situación.



La mayoría de la gente, si le ofreces la oportunidad,

estará encantada contigo por haberle rescatado de

su propio impulso negativo. Si te cruzas con alguien

que está de mal humor, esa será tu oportunidad de

convertirte en la mejor parte de su día.



Aférrate a esa oportunidad y aprovéchala al máximo.

Ofreciendo un poquito de amabilidad puedes marcar

una enorme, gran diferencia.
Publicar un comentario