15 mar. 2011

Vive a favor


Decide vivir a favor, y no en contra. Enfócate en aquello que amas
y no en ningún tipo de odio.

Practica un perdón genuino, purificador, y deja que el peso del
resentimiento se desvanezca suavemente. Recuérdate que las
preocupaciones no logran nada que valga la pena, y dedica
entonces tu conocimiento y tu conciencia a propósitos más
productivos.

Pon tu energía en construir aquello que resulte creativo, valioso
y edificante. Y no tendrás que luchar constantemente contra
aquello que sea destructivo y agotador.

Ocúpate más de aceptar responsabilidades que de buscar culpables.
Permite que las oportunidades te inspiren más de lo que los
obstáculos puedan desanimarte.

Tienes tanto por lo cual vivir. Observa cada vuelta en el camino con
una mirada agradecida, y descubrirás verdaderos tesoros en todas
direcciones.

Vive tus días en el lado positivo de la vida, en sintonía con tus valores
más preciados. Y en todo momento tendrás mucho por lo cual vivir.
Publicar un comentario